BRICS, G7 , OTAN y el futuro del siglo XXI

 por Daniel Barrios

Nunca en estos primeros 22 años del tercer milenio, el mundo fue testigo, en tan poco tiempo, de tres cumbres internacionales tan decisivas y determinantes para el destino del orden global que nos tocará transitar en las décadas por venir. 

Separados por un solo día se reunieron, por un lado,  los presidentes  de Brasil, China,India, Rusia y Sudáfrica y por otro, los líderes  de Estados unidos, Canadá, Alemania, Italia, Reino Unido, Francia y Japón. 

Los primeros,  convocados por el presidente Xi Jinping celebraron  – en forma virtual- la XIV cumbre de los países BRICS. Los segundos, invitados por el primer ministro alemán Olaf Scholz, se trasladaron a Schloss Elmau, en los Alpes bávaros, donde durante 3 días de sesiones se desarrolló la reunión anual del Grupo de los 7 (G7). 

Los países BRICS, acrónimo de las cinco economías emergentes que lo integran, representan aproximadamente una cuarta parte de la economía mundial , el 40% de la población mundial y el 16% del comercio global. por su parte el club  los siete países más industrializados del mundo suman 770  millones de habitantes y su producto interno bruto equivale al 40% del PIB global (solo un poco más del doble de China e India, la segunda y sexta economía del planeta, Y  con una población 4 veces mayor que, sin embargo, nunca han sido socios del Grupo).

La cumbre BRICS que fue inaugurada el 24 de junio por Xi en el Salón Este del Gran Palacio del Pueblo de Beijing – decorado con flores  y las banderas nacionales de los cinco países miembro -, significó la primera participación del presidente Putin en un foro internacional,  junto a otros jefes de Estado,  desde que lanzó su “operación militar  especial” en  Ucrania. 

Significativamente los líderes del BRICS – que a excepción de Brasil se abstuvieron   de condenar el ataque ruso en una resolución de la Asamblea General de la ONU – aprobaron una declaración final de la reunión donde apoyan las «negociaciones entre Rusia y Ucrania”, confirman su asistencia humanitaria en Ucrania y sus alrededores, y mantienen sus posturas expresadas en las Naciones Unidas (ONU) y el Consejo de Seguridad de la ONU.

Para el mandatario chino , «la crisis en Ucrania ha hecho sonar la alarma por la Humanidad» y, lamentó que «ciertos países» traten de expandir alianzas militares y «obliguen a otros a escoger bandos» y advirtió de la «mentalidad de Guerra Fría» en el mundo actual.


La OTAN que se viene

Aún  sin mencionarlo Xi  adelantaba su respuesta a lo que serían las decisiones del G7 y,  muy especialmente las discusiones y resoluciones de la reunión de la OTAN que se inaugura en Madrid mientras termino de escribir esta columna. 

Además de los 30 países miembros de la alianza militar   fueron invitados especialmente a la cumbre madrileña Japón, Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda, en una inocultable demostración de las aspiraciones de ampliar el área de  influencia de esta organización, nacida en 1949 con un objetivo estrictamente regional y en defensa de Europa occidental ante la amenaza de la Unión Soviética.

Por su parte y según lo anunciara el actual secretario general de la OTAN y ex primer ministro de Noruega , Jens Stoltenberg,, en  Madrid, está previsto que se adopte el «nuevo concepto estratégico» de la Alianza Atlántica, piedra angular del propio Tratado del Atlántico Norte que rige la política de defensa de sus países miembros. Este nuevo concepto estratégico, que sustituirá al adoptado hace doce años en la cumbre de Lisboa, incluiría a la República Popular ,  por primera vez en la historia de alianza, como la principal amenaza a mediano y largo plazo al orden mundial caracterizado por la hegemonía global de Estados Unidos y de sus socios de la Alianza Atlántica y Asia.

Un adelanto de lo que será la posición de Estados Unidos la hizo pública el pasado 23 de junio , John Kirby,  coordinador para Situaciones Estratégicas del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos. , en una conferencia de prensa en la Casa Blanca,

La cuestión de China,»es un reflejo de preocupaciones semejantes que tienen nuestros aliados sobre el efecto de las prácticas económicas chinas, del uso del trabajo forzado, del robo [de propiedad] intelectual y del comportamiento coercitivo y agresivo no solo en la región, sino en otras partes del mundo, y así ellos consideran también que es importante incluir a China en el nuevo concepto estratégico de la OTAN “ declaró el contralmirante retirado de la Marina de Estados Unidos .

La respuesta de Beijing llegó casi en tiempo real. Para el Ministerio de Relaciones Exteriores  es «altamente peligroso» que la Alianza Atlántica, «un instrumento de Estados Unidos para preservar su hegemonía y controlar la seguridad europea», pretenda ahora llegar hasta el Asia-Pacífico y «causar el caos en la región», como «ya ha hecho en Europa”.

Pedimos a la OTAN que deje de trazar líneas ideológicas que puedan llevar a la confrontación, que deje de difundir desinformación sobre China y que no busque comenzar una nueva Guerra Fría”. agregó el diplomático.

En caso que la cumbre madrileña apruebe el nuevo concepto estratégico, de ahora en más cualquier conflicto en la zona del Indo-Pacífico, ya sea Taiwan, Corea del Norte, disputas por islotes entre Tokio y Beijing en el Mar del Japón, o conflictos en el Mar del Sur de China , podrá desencadenar una intervención militar de la Alianza Atlántica.


BRICS, las crisis y la cooperación internacional

La crisis de la economía global y la imprescindible necesidad de la cooperación para superarla fue el común denominador de la cumbre BRICS .

«Hay motivos para preocuparse de que la economía mundial pueda entrar en crisis. En esta encrucijada crítica, la única manera de evitar una crisis económica es superar las dificultades juntos y buscar la cooperación”, enfatizó Xi en  su discurso en el Foro Empresarial BRICS, el día anterior al inicio de la cumbre. 

El líder  chino se refirió a la «imponente y compleja» situación a la que se enfrenta el mundo,y exhortó a una  «coordinación de las políticas macroeconómicas» y la «construcción de una economía global abierta» para alcanzar un «crecimiento económico más resistente», al tiempo que sentenciaba que «la globalización es una tendencia histórica irreversible».

«Politizar la economía global y convertirla en la herramienta o el arma de uno, e imponer sanciones deliberadamente utilizando la posición principal de uno en los sistemas financieros y monetarios internacionales solo terminará dañando los intereses propios y los de los demás, e infligiendo sufrimiento a todos», dijo el presidente de la segunda potencia mundial justificando su oposición a las sanciones económicas al Kremlin. 

Los países BRICS  se han negado a las sanciones impuestas por EEUU y Europa y según Putin las ventas rusas de petróleo a China e India crecieron notablemente en los últimos meses y el comercio ruso con los países del bloque aumentó un 38 % en los primeros tres meses del año y alcanzó los 45.000 millones de dólares. 


Cumbre G7, todos y todo contra China

Mientras los 5 presidentes  se comprometieron a bregar por una agrupación «abierta e inclusiva» y y «acelerar el proceso de expansión» de BRICS a otros países , mientras en las declaraciones aprobadas tanto en el Foro Empresarial como en la cumbre, no aparecen en ningún momento ni Estados Unidos ni la OTAN, sus siete homólogos,  reunidos en Alemania , aprobaron un comunicado final donde, – además de su compromiso de apoyar a Ucrania “todo el tiempo que sea necesario y proporcionar ayuda financiera, humanitaria, militar y diplomática”, además de aumentar las sanciones a Rusia (prohibición de la importación de oro ruso, techo al precio del petróleo, entre otras) –  China,  aparece mencionada 24 veces, y  es el centro de condenas y acusaciones sin precedentes tanto por su dureza como por la amplitud de los temas alcanzados.

Las siete potencias le  reclamaron a China que “se sume a las presiones para que Rusia retire sus tropas de inmediato y sin condiciones”, la recriminaron por sus “reivindicaciones  marítimas expansivas» en el Mar del Sur de China, cuestionaron sus «intervenciones no transparentes y que distorsionan el mercado» y se comprometieron a trabajar juntos para garantizar la igualdad de condiciones y exigieron  a Beijing que garantice los derechos, la libertad y un alto grado de autonomía en Hong Kong.

El G7 también se mostró «gravemente preocupado» por la situación de los derechos humanos en China, en particular por los casos de trabajo forzoso en el Tíbet y Xinjiang. y en un pronunciamiento inédito para esta clase de foro, se comprometió a excluir del comercio global aquellos productos fabricados en condiciones de explotación laboral

Para terminar y siempre en clave antichina, EEUU presentó a sus socios un plan de infraestructuras con el objetivo de contrarrestar el avance de la  Ruta de la Seda , el mega proyecto lanzado por Beijing  en 2013 para abrir nuevas rutas comerciales hacia Europa, África, América Latina y en Asia. 

El nuevo proyecto denominado Asociación para la Inversión y las Infraestructuras Globales,  sustituye al fracasado plan Reconstruyamos un Mundo Mejor (Build Back Better World) también propuesto por Biden en la cumbre del G7 del  año pasado  en Gran Bretaña.

El plan promete una inversión de 600.000 millones de dólares , de los cuales un tercio serán aportados  por EEUU a través de subvenciones, fondos federales e inversión privada,  y el resto por los otros 6 países.

Según el G7 los prestamos masivos chinos son  “injustos y opacos”, y han arrastrado a los países prestatarios  a la “trampa de la deuda”, que ante la imposibilidad de honrarla no les quedará otra alternativa que ceder a China los activos en infraestructura construidos o aceptar su concesión por décadas.  

El Gobierno de China ha criticado que el G7 difunda «una falsa narrativa” y recuerda que según las previsiones del Banco Mundial, si se llevan a cabo todos los proyectos de infraestructura de transporte para 2030, se generará el 1,3 por ciento en ingresos del PIB global. 

“La Ruta de la Seda  podría contribuir a sacar a 7,6 millones de personas de la pobreza extrema y a 32 millones de la pobreza moderada entre 2015 y 2030” agregó el comunicado de la cancillería del gigante asiático.  


“Truman esta de regreso”

El 27 de junio, , la revista Foreign Affaris, del  Council on Foreign Relations, – uno de los institutos de investigación y diseño de estrategias de politica exterior más influyentes de los EEUU- publicó una extensa columna de opinión  sobre la cumbre G7 con el titulo “La última oportunidad de Occidente para construir un orden mundial mejor”.

El artículo firmado  por Ivo H. Daalder  y James M. Lindsay sostiene que “la invasión rusa de Ucrania confirmó lo que ha sido evidente durante mucho tiempo: el orden basado en reglas creado después de la Segunda Guerra Mundial corre el riesgo de colapsar. y, sin eufemismos o giros literarios  acusa a China y Rusia de pretender” rehacer el orden para servir a sus intereses autocráticos”.

Para el  ex embajador de EEUU ante la OTAN y para el  presidente y director del Centro de Estudios del Council , como lo expresara Biden en un  discurso en Varsovia en marzo pasado, Occidente enfrenta ahora “una batalla entre la democracia y la autocracia, entre la libertad y la represión, entre un orden basado en reglas y uno gobernado por la fuerza bruta”.

en el último párrafo los autores sostienen que “el lado positivo del horror de la agresión contra Ucrania es que le da a Estados Unidos y sus aliados occidentales la oportunidad de hacer lo que no lograron después del final de la Guerra Fría: revitalizar las instituciones internacionales y profundizar la cooperación sobre las amenazas transnacionales.  “Las democracias occidentales no pueden permitirse desaprovechar esta segunda oportunidad de hacer las cosas bien” termina el artículo.

El mundo debe saber que el “EEUU esta de regreso” pregonado por  Biden se declina como “el regreso a la doctrina Truman”. La Guerra Fría versión siglo XXI esta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s