La agenda para el futuro del mundo

El Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, presentó hace unos días la Agenda Mundial Común, encaminada a alcanzar la recuperación de la pandemia del COVID-19 y enmarcar los esfuerzos para lograr la prosperidad, la paz, con dignidad e igualdad de la humanidad.

#NacionesUnidas #ONU #DerechosHumanos #Ecuador

En el 2020, la Asamblea General de la Naciones Unidas acordó revitalizar a la Organización, como una entidad multilateral capaz enfrentar los enormes retos globales, no sólo la pandemia, sino también problemas modernos de la humanidad. Sin duda, las Naciones Unidas, creada hace 75 años, necesita un cambio profundo en su estructura, visión de la realidad del mundo y la humanidad, al tiempo de permitir los diálogos y las negociaciones para arribar a los consensos y acuerdos de todos sus Estados Miembros.

He tenido el honor y la oportunidad de servir al Ecuador, como Embajador ante las Naciones Unidas, tanto en Nueva York como en Ginebra. Por lo que conozco a fondo las dificultades de lograr esos consensos entre 193 países con diferentes, valores, culturas, idiomas y visiones e intereses. No es una tarea fácil, pero es posible, como se demostró cuando el Ecuador lideró las negociaciones para la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad y tantas otras ocasiones, donde el objetivo era promover y proteger los derechos de miles de millones de seres humanos.

Además del campo de los de los derechos humanos, el Ecuador ha liderado varias iniciativas en desarme, migraciones y refugio, del ambiente y tantos otros. Hoy se apresta a ser nuevamente miembro del Consejo de Derechos Humanos y, en el 2023, del Consejo de Seguridad, el más alto órgano de las Naciones Unidas para la preservación de la paz en el planeta.

Los doce temas centrales que deben ser objeto de este consenso universal son: Proteger nuestro planeta; No dejar nadie atrás; Promover la paz y prevenir los conflicto; Acatar el derecho internacional y garantizar la justicia; Centrarse en las mujeres y niñas; Fomentar la confianza; Mejorar la cooperación digital; Modernizar las Naciones Unidas; Asegurar la financiación sostenible; Impulsar las alianzas; Escuchar a la juventud; y Estar preparados.

El documento, producto de consultas mundiales, permitirá el inicio de negociaciones para la toma decisiones al más alto nivel político. El fracaso no es una opción en estos momentos, que han probado a todos los seres que habitamos este planeta.

En diplomacia se dice ‘Quien no esta sentado en la mesa de negociaciones, seguramente estará en el menú’. Por ello, ante esta propuesta del Secretario General, el Ecuador deberá liderar y participar activamente en las iniciativas para tener una agenda común, que no deje atrás a los países menos desarrollados, ni a los más vulnerables.

Art. Opinión: Luis Gallegos Chiriboga

Fuente: El comercio

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s