Diputados DC ofician a Chadwick para que curse la baja inmediata de oficiales de Carabineros de la banda del «paco nazi»

Un grupo de diputados DC encabezados por Matías Walker solicitó al ministro del Interior Andrés Chadwick que le pida cuentas al general director de Carabineros Mario Rozas por la situación de los oficiales y suboficiales de la 21° Comisaría que hoy son blanco de una investigación penal por el delito de torturas que sustenta Francisco Ledezma, fiscal de Alta Complejidad Centro Norte.

Matías Walker, Gabriel Ascencio y Gabriel Silber emplazaron al ministro del Interior para que adopte medidas ante la inacción del mando institucional que aún mantiene en sus cargos a los uniformados acusados de tortura de la 21° Comisaría de Estación Central.

Tras el reportaje de La Tercera Domingo titulado “Las sesiones de tortura del mayor Arzola” los parlamentarios manifestaron su preocupación por la señal que está dando la policía uniformada ya que aún no se entregan los resultados de la investigación administrativa de este caso y se mantiene a los indagados en sus puestos de trabajo. Incluso uno de ellos es el actual jefe de la Comisaría de Pudahuel. Los hechos indagados en la 21° Comisaría dan cuenta de una serie de conductas alejadas de la ley por parte de oficiales y suboficiales contra quienes se ha acreditado actos de torturas, golpizas, detenciones ilegales en contra de estudiantes, discapacitados, extranjeros y comerciantes ambulantes.

A través de un oficio, Walker junto a los diputados Gabriel Ascencio y Gabriel Silber, pidieron a la autoridad que se curse la baja de los 12 carabineros formalizados por apremios, detenciones ilegales y obstrucción a la investigación y  se tome como medida suspender o suprimir la pensión que recibe del Estado el  suboficial mayor (R) Francisco Arzola, conocido como “el paco nazi”, y que actualmente enfrenta un juicio oral por sus conductas ante el Cuarto Tribunal Oral de Santiago. Asimismo, los parlamentarios pidieron a Chadwick que se curse “en forma urgente una investigación por los hechos que determine las responsabilidades de mando de los oficiales en la unidad de Estación Central involucrada, y se nombre a un nuevo oficial a cargo mientras se esclarecen las responsabilidades señaladas”.

Los diputados DC destacan en el oficio dirigido a Chadwick que “si bien hoy Francisco Arzola se encuentra enfrentando la justicia como responsable del delito de tortura por primera vez en nuestro país desde la vuelta a la democracia, causa gran preocupación conocer qué ha sucedido con el resto de los carabineros que pertenecían a la misma unidad de Arzola y que estaban bajo su mando, además de conocer que responsabilidad ha sido determinada para toda la cadena de mando que, o conocieron en forma directa los hechos, o debían cuando menos conocer los hechos que estaban sucediendo por la responsabilidad de mando que le corresponde a cada oficial en la institución por la actividad de sus subalternos”.

Para los parlamentarios, es grave lo que “se ha conocido en recientes publicaciones de prensa, algunos de los funcionarios involucrados siguen dentro de la institución, prosiguiendo con su carrera y sometidos algunos de ellos a un sumario interno de la institución del cual no se conoce nada y del que no ha habido resultados en el sentido de separarlos de la institución, siendo que todos fueron partícipes, al menos como cómplices y en algunos como autores, de los delitos de tortura”.

Junto con esto agregan que “además, existirían aun en la misma unidad de Estación Central funcionarios de Carabineros que se denominan a sí mismos aprendices de Francisco Arzola y continuadores de su ‘obra’, estando involucrados en otros hechos de apremios ilegítimos que podrían ser denominados casos de tortura, de los cuales ni las autoridades policiales ni las políticas a cargo de la seguridad pública, como es el caso del Sr. Ministro del Interior, le han dado solución, separando del servicio a la totalidad de los uniformados envueltos en estos hechos”.

El diputado Walker explicó a La Tercera PM que “son graves las situaciones que aparecen en el reportaje por eso le pedimos al ministro del Interior que se proceda a dar la baja de todos los funcionarios de Carabineros que han sido formalizados por actos de tortura, de violencia desmedida y detenciones ilegales”.

Fuente: La tercera

Juan de Dios Parra, Secretario General de la ALDHU,  afirmó “no es admisible que las fuerzas del orden de un país actúen como autores de tortura a sus ciudadanos. Estos hechos deberían ser obra del pasado  y allí deberían quedar”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s